lunes, 2 de septiembre de 2013

Relatos/Bitácora del sueño/Nro.44

Las paredes de la habitación, eran blancas y había una pequeña lámpara con una luz muy tenue. El, un hombre con muchos fetiches. En especial le gustaba sentarse en un rincón y observarla mientras se vestía o desvestía. No siempre era ella el objeto de sus deseos; la sombra de su cuerpo semidesnudo reflejándose en la pared, lo desbordaba y lo llevaba al punto más álgido de sus pasiones. 

Amanda Reverón
Del libro de relatos/Bitácora del sueño
2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario