jueves, 8 de agosto de 2013

Relatos/Bitácora del sueño/Nro.17


Extremadamente delgada, con la piel pegada a los huesos. No tenía pudor de su desnudes., Se aferraba con sus enormes manos al hermoso violín  que acompañaba su soledad (La noche, no alcanzaba para tanto regocijo). 

Amanda Reverón
Del libro de relatos/Bitácora del sueño
2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario