jueves, 8 de agosto de 2013

Relatos/Bitácora del sueño/Nro.14




Era sonámbula y hablaba dormida. Un día despertó con la cabeza totalmente en blanco. Le dolía la cara y  al cepillarse le costaba abrir la boca. Regresó a su cuarto tras la mirada perpleja de sus hermanos y de su madre. Durante el desayuno le preguntaron qué había soñado – pues como que nada -  contestó. Su madre le contó que la había cacheteado porque en la madrugada, aún dormida se arrodillaba y hablaba cosas extrañas moviendo  la cabeza  frenéticamente. Desde aquel día, su hermanita ya no quiso dormir  más con ella.

Amanda Reverón
Del libro de relatos/Bitácora del sueño
2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario