sábado, 3 de agosto de 2013

Relatos/Bitácora del sueño/ Nro.4



Todo estaba lleno de sangre. Coágulos grotescos por toda la cama y un dolor agudo que se extendía desde el vientre hasta sus genitales. Se levantaba una y otra vez para bañarse y cambiarse la ropa interior. Se acumulaban montones de sabanas profusamente manchadas. Alguien le ayudaba para ir al baño, la sostenía con ternura por si  se desmayaba. Ella,  intuía que era su madre. Al despertarse sólo quedaba la estela  del aroma de aquella mujer  y un leve dolor de cabeza, como residuo de tan desagradable pesadilla.

Amanda Reverón
Del libro de relatos/ Bitácora del sueño
2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario